Cómo fabricar un circuito PCB personalizado

Cómo fabricar un circuito PCB personalizado

Cuando nos hablan de la Fabricacion de pcb pensamos en nuestra tarjeta funcional lista para usarla, pero lo primero que debes hacer antes de fabricar tus pcb es el diseño de circuitos impresos, este paso puede ser más complicado o el más sencillo dependiendo la complejidad y el uso que le darás a tu tarjeta de circuito impreso (esto depende de ti).

Para poder diseñar tu circuito pcb puedes utilizar programas como EasyEDA o PCBWizard, aunque en este post no vamos a entrar en la parte del software si quieres saber un poco más del tema puedes revisar nuestro articulo: LOS 3 MEJORES SOFTWARES DE DISEÑO PCB.

Para poder entrar de lleno a la Fabricacion de pcb como es lógico debes contar con el esquema eléctrico preparado.

 

Una vez que tengas tu diseño de pcb hecho en el software que más te agrade, necesitarás una impresora láser. Es importante que esta sea impresora láser ya que la inyección de tinta no funciona de manera correcta y por tanto no nos servirá. Debes imprimir tu diseño en forma de espejo y asegurarte de que lo imprimes en un papel con acabado brillante

Una vez que tengas tu impresión como se mencionó necesitarás una pieza de cobre CEM cortada con el tamaño adecuado para la plantilla que acabas de imprimir.

Ojo, debes asegurarte de que la superficie de cobre este lo más lisa posible y debe estar completamente limpia. Para limpiarla bien puedes ayudarte con un estropajo y detergente lava los platos, después de lavarla sécala completamente con papel de cocina o un trapo seco. Una vez seco, repasa toda la superficie con alcohol isopropílico para eliminar cualquier resto que pudiera quedar.

Ya teniendo todos los materiales listos ahora pasaremos al proceso más delicado ya que de este paso dependerá la calidad de nuestra Placa de circuito impreso.

Cuando tengas tu placa de cobre y la impresión del Diseño Pcb, debes poner la pieza de cobre y el esquema de la tarjeta de circuito impreso encima; recordamos que es importante que el papel tenga acabado brillante y que la impresión se haya realizado con una impresora láser.

Ahora lo que debes hacer es colocarlo (intenta que no se mueva) encima de una superficie lisa y dura que no se queme fácilmente, como un tablón de madera, y literalmente plancharlo con una plancha de ropa a máxima potencia. Con esto lo que conseguiremos es que la impresión del diseño del circuito se despegue de la superficie brillante que hemos utilizado y, con el calor, que se transfiera a la lámina de cobre.

 

Con unos 5 minutos aplicando calor (o menos, dependiendo de la potencia de la plancha) será suficiente. Después, con mucho cuidado y con protección debes meter la lámina de cobre con el papel pegado en agua fría para que se despegue.

 

Cuando se enfríe podrás sacarlo y al retirar el papel verás que la impresión se ha quedado grabada en la placa de cobre. Si ves que la impresión del esquema no se ha quedado completamente transferido a la placa de cobre, puedes repasar las líneas o puntos con un rotulador indeleble, preferiblemente de color negro (para que se vea más sobre la superficie).

 

Ahora es necesario un poco de química, y para ello necesitarás peróxido de hidrógenoácido cítrico en polvo y sal fina común. En un recipiente de plástico, debes añadir 100 ml de peróxido de hidrógeno, 30 gramos de ácido cítrico en polvo y 5 gramos de sal. Remueve con cuidado (no te preocupes, no es tóxico) hasta que quede una mezcla homogénea.

 

Ahora debes dejar tu placa de cobre en esta solución que hemos creado; se producirá una reacción química (que puedes acelerar si lo calientas un poco) y verás que la placa electrónica comienza a burbujear suavemente y a ponerse verde (no, los PCB no suelen ser verdes por esto) y tras un tiempo, azul.

 

El color verde / azul es porque la reacción química está separando el cobre de la placa CEM, y sabrás que el proceso ha terminado porque la placa ahora es translúcida. Debería quedar algo como esto, y verás que la impresión en negro (y/o el rotulador indeleble) son precisamente para que la parte de cobre de debajo de éstos prevalezca a la solución química. Dicho de otra manera, ahora la parte translúcida no es conductora pero la parte negra sí.

Ya prácticamente tienes listo tu PCB personalizado, pero ahora deberás quitar precisamente el tóner / rotulador, y para ello puedes hacerlo simplemente con un algodón y alcohol. Verás que debajo de lo negro, aparece el cobre conductor.

Ahora ya puedes utilizar un pequeño taladro o punzón eléctrico (más recomendado, de hecho) para agujerear los puntos donde deben ir soldados los componentes.

A pesar de que ya tenemos las líneas de cobre hechas y son conductoras, es recomendable repasarlas utilizando estaño con la ayuda de un soldador.

Una vez hecho esto, ya tienes tu PCB personalizado totalmente terminado y podrás soldar los componentes que necesites según el diseño que hayas realizado.

Aprende más

Norma ROHS

Rohs que en sus siglas en inglés significa “Restriction of Hazardous Substance” es una directiva europea creada en 2006, la cual postula que a partir del 1 de julio del 2006 cualquier Aparato Eléctrico o Electrónico (AEE) que se incorpore al mercado debe cumplir con la norma Rohs, Esta norma pretende disminuir la contaminación al

Inspección de circuitos electrónicos

Los PCBs son el componente básico de todo circuito electrónico, el empleo masivo de componentes de montaje superficial (SMD) y de paquetes tipo BGA, combinado con la necesidad de múltiples capas, aumenta la complejidad de los PCBs actuales. El requisito fundamental que debe de cumplir todos los circuitos electrónicos es funcionar correctamente según las especificaciones

Primer microprocesador: Intel 4004

En 1969, Nippon Calculating Machine Corp, fabricante japonés, tuvo relación con Intel para empezar con el diseño de un conjunto de circuitos integrados para el desarrollo de una calculadora, la Busicom 141PF. El equipo de ingeniería de Intel encabezados por Faggin, realizaron la adaptación para fabricar 12 chips personalizados y al final, diseñaron 4 chips